lunes, 7 de octubre de 2013

Nada, ningún mensaje. Ha pasado un día y es la primera vez en un año que no nos enviamos ni un mensaje. Nunca se había dado el caso de que pasara un día sin habernos escrito algo, aunque fuera una estupidez. El amor está hecho de cosas estúpidas, de cosas que no tienen sentido, quizá, que hacen sonreír o negar con la cabeza, pero que en esos momentos parecen preciosas. El amor son esos mensajes que no quieren decir nada pero que lo dicen todo, a los que no prestas atención cuando llegan a diario pero que se convierten en una obsesión cuando empiezan a faltar. Si todos estuviéramos enamorados, este mundo sería precioso.
Qué gilipolleces estoy diciendo. Pues sí, el amor te vuelve idiota pero generoso, la falta de amor te vuelve idiota y destructivo.


Federico Moccia. 

3 comentarios:

Roberto Garcia Sosa dijo...

Vaya...después de meses, hasta ahora contamos con el gusto nuevamente de tus palabras! Animo!

Roberto Garcia Sosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Te hecho de menos.