miércoles, 2 de febrero de 2011

Siempre

¿Por qué siempre nos empeñamos en complicarlo todo cada vez más y más?.
Hasta la más minúscula cosa la convertimos en un gran problema. ¿Por qué? ¿Por qué le damos mil vueltas a algo que realmente es lo más sencillo del mundo? Quizás porque no somos lo suficientemente valientes para enfrentarnos a ello y nos refugiamos en una tonta excusa: "No sé".
Sí, sí que sabes.
Que lo ignores por temor a fallar es algo muy diferente.

2 comentarios:

Abel dijo...

Que gran razón... hay que arriesgarse más y no complicarse tanto... no hacer de una diminuta cosa un gran castillo porque seguramente tenga menos importancia de la que se le da... además la vida ya es bastante complicada, ¿PARA QUE COMPLICARLA MÁS?

Desconocido juas juas xD xD dijo...

que gran verdad xD...
a no sabes qien soy?¿ ahh ahh o bueno quizas si lo sabes,si es asi dimelo por el messenger ;)