domingo, 1 de mayo de 2011

I remember.

Fue una noche terrible.Trata de olvidarla. Recoge los libros que hay esparcidos por el suelo. Los apila y los coloca sobre la mesa. Al inclinarse, la ve. Clara, seca, amarilla, tan descolorida como el pasado. Rota, sobre la moqueta oscura, sin vida ya desde hace mucho tiempo. La pequeña espiga que metió en su diario la primera vez que se beso con él. Aquella mañana en la que el viento anunciaba ya el verano, aquellos besos con sabor a piel perfumada por el sol. Su primer amor. Recuerda cuando estaba convencida de que jamás podría tener otro. La recoge. La espiga se deshace entre sus dedos, comos los viejos pensamientos, como los sueños ligeros y las frágiles promesas.

2 comentarios:

Lucía(: dijo...

Increíblemente precioso.
pásate por mi blog cuando tengas tiempo porfa :)

Señorita Spencer. dijo...

Aiis el primer amor... buah que recuerdos me ha traído esta entrada te lo digo...
Remember... es la clave.