viernes, 12 de agosto de 2011

Un dilema

Dilemas, cuantos de ellos pasarán por nuestra cabeza a lo largo de todos los días.
Según Wikipedia es un problema que puede resolverse mediante dos soluciones.
Para mí, un dilema es cuando conseguir una cosa conlleva a rechazar otra.  Tienes tantas buenas razones para hacer algo como para no hacerlo. Cuándo tienes un dilema, ya no se trata de qué quieres elegir, sino de qué es lo que verdaderamente prefieres perder, sin opción de vuelta atrás. El problema comienza cuando ya rechazado algo, queremos volver a recuperarlo. Pero a quién engañar, pocas son las posibilidades de volver a ello.
¿Qué perder?. Eso es un dilema. Definir cuál es la pérdida más soportable. Soltarlo, deshacerte de ello.

Y fuera.



1 comentario:

Lucía(: dijo...

Cierto, demasiado cierto. Odio los dilemas.
Increíble tu entrada, como todas.
Un beso fuerte :)