sábado, 20 de agosto de 2011

Un juego

La vida en realidad es como un juego, o eso quiero pensar.
Sí, como uno de esos juegos de naipes en el cual te tocan tanto buenas cartas como malas. 
Hay partidas en las que algunas veces no tienes las cartas que te hubiese gustado tener, pero lo primordial no es cuantos naipes ni que tan buenas cartas tengas en determinados momentos de la vida, sino que también sepas como jugarlas.


3 comentarios:

Abel dijo...

Y tú, ¿cómo jugarás las cartas que hacen que tengas la vida que tienes en este momento?
Interesante entrada.

Dame un besito dijo...

Todo depende ..cual carta elijas para comenzar el juego y me apoyo en tu nota anterior Y sin embargo, ocurre. sobre la decisión.

Jose dijo...

vaya me has quitado una idea de entrada de blog en.......... besitos Macarena :)