lunes, 11 de abril de 2011

El tiempo se va

Paso las horas en aquel sillón de la esquina. Miro como las manecillas del reloj se detienen en cada segundo, cada minuto, cada hora, y así todos los días. Cuento el tiempo, pero nunca llega lo que espero. Y el tiempo pasa y lo sigo contando y llevo 2 meses 1440 horas, 7300 minutos y 8946 segundos esperando una respuesta que no llega. Pero sigo sentada, la paciencia no se agota, pero el tiempo se va.


1 comentario:

Abel dijo...

Me encanta ;) GRAN BLOG CON GRANDES PALABRAS MACARENA!!!!!